Pol. Ind. Molino del Pilar, Calle de Rudolf Diesel, 22, 50015 Zaragoza
976 106 725 - Síguenos en  Facebook Instagram

Color de coche y calor

En pleno verano y con las temperaturas disparándose más allá de los cuarenta grados en buena parte de España, nos preguntamos qué relación existe entre el color del coche y el calor acumulado en el vehículo. ¿Hay una relación directa entre ellos o es una leyenda urbana más?

A priori, sin ahondar mucho en el tema, tendemos a pensar que los colores oscuros —sobre todo el negro— absorben más el calor y acaban generando un cierto efecto horno en el habitáculo del automóvil. ¿Es así o no hay diferencias significativas?

Consideraciones sobre la relación entre el color de coche y el calor

En Talleres Garygar te proporcionamos servicios de chapa y pintura de calidad excelente. Somos rápidos, precisos, fiables y siempre miramos por tu interés.

Sabemos asimismo que, en principalmente, la decisión del color de la carrocería es subjetiva: depende de los gustos, los antecedentes y la moda. Ahora bien, cuando golpea el calor, reducir algunos grados de concentración térmica al viajar resulta sumamente positivo.

¿Mejor coches oscuros o claro?

Diferentes estudios han demostrado que los vehículos con carrocerías oscuras absorben más la radicación que los claros. Como consecuencia de ello, se calientan más en verano e incrementan su temperatura, tanto exterior como interiormente.

Por ejemplo, se realizó una prueba durante sesenta minutos de exposición solar a altas temperaturas. ¡La diferencia entre los colores oscuros y claros rozó los veinte grados! De hecho, el termómetro marcó sesenta y tres grados centígrados en el coche blanco… ¡por ochenta en el negro! En todo caso, ten cuidado, porque bastan diez minutos de exposición solar en la carrocería para que puedas quemarte la piel al tocarla.

La consecuencia es lógica: también el habitáculo interior se caldea proporcionalmente. Cuanto más calor se acumula en la cabina, mayor es el riesgo de mareos, lipotimias y otros problemas físicos. A partir de los cuarenta grados centígrados, es peligroso permanecer en el interior del coche, sobre todo cuando se trata de niños o ancianos.

Por lo tanto, parece evidente que el color del coche y el calor están relacionados. Los tonos claros son más fresquitos o, mejor dicho, menos calurosos. La decisión final es tuya, según tus preferencias. Evidentemente, no es una condición irreversible. En Talleres Garygar podemos cambiar el color de tu carrocería al que decidas y dejar tu automóvil como nuevo. Incluso casi veinte grados más fresco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies