Los coches de Corrupción en Miami

Miami Vice fue una serie de televisión mítica en los años 80. Durante cinco temporadas, Sony Crockett (Don Johnson) y Ricardo Tubbs (Philip Michael Thomas) se convirtieron en iconos mediáticos del género negro, la moda y el consumo de lujo. Los coches de Corrupción en Miami contribuyeron a potenciar la asociación de estos detectives televisivos, especialistas en infiltrarse, con el glamur y la élite.

Retomamos nuestra sección de artículos sobre los coches más famosos de la historia del cine y la televisión con el Ferrari 365 GTS/4 Daytona Spyder con el que comenzaron los primeros episodios. Ciertamente, tiene una historia muy curiosa y no fue el único automóvil que adquirió protagonista en esta serie.

El primer coche de Sony Crockett

Los dos detectives de narcóticos y antivicio protagonistas solían infiltrarse en las organizaciones criminales más peligrosas e influyentes de Miami. Además de vestir prendas de Armani y marcar los gustos estéticos de toda una generación, los cochazos formaban parte capital en sus encubrimientos. ¿Te imaginas a unos presuntos narcotraficantes o proxenetas internacionales llegando a sus encuentros mafiosos en un Twingo?

Sony Crockett comenzó la serie conduciendo un espectacular Ferrari 365 GTS/4 Daytona Spyder negro de 1972. Era un modelo tan imponente como adecuado para un personaje de su perfil. Pero también era carísimo, incluso prohibitivo para un proyecto audiovisual que no imaginaba el increíble éxito como el que después tuvo.

Coches de Corrupción en Miami, iconos de los ochenta

Tan alto era su coste que los productores optaron por utilizar un Chevrolet Corvette C3 Stingray para hacer una réplica casi perfecta del icónico automóvil italiano. Sin embargo, a Enzo Ferrari no le gustó ni un poco aquella argucia, por lo que decidió denunciar a la productora hasta que alguien lo convenció del potencial de Miami Vice. No solo retiró dicha denuncia, también optó por cederles un par de Ferrari auténticos, en concreto sendos Testarrosa negros que fueron repintados en blanco para que contrastaran más en las escenas nocturnas.

Como consecuencia de ello, el inicial Ferrari 365 fue alcanzado por un misil Stinger y saltó por los aires en uno de los episodios, durante una compraventa de armas accidentada. A partir de ese momento, Crockett comenzó a lucir el nuevo Testarrosa blanco

Otros coches de Corrupción en Miami

Estos Ferrari —el ficticio y los reales— no fueron los únicos coches icónicos de Miami Vice. En esta selección hemos incluido lo más llamativos:

  • Cadillac V8 de 7000 cc de 1963. Era el coche habitual que conducía el coprotagonista Ricardo Tubbs.
  • Aston Martin V8 Volante. Este modelo exclusivo, del que solo se fabricaron cincuenta y seis unidades específicas para el mercado de Estados Unidos, también era utilizado por Tubbs. Pero solo al infiltrarse.
  • Lamborghini 5000 Quattrovalvole. Protagonizó una de las mejores escenas de persecución de la serie.
  • Lamborghini Jalpa. El cantante Phil Collins lo utilizó en el único episodio en el que apareció.
  • Porsche 906 Carrera. Fue otro modelo legendario que apareció en la segunda temporada.

¿A que te ha parecido sorprendente? Si eres aficionado a los automóviles de lujo, los coches de Corrupción en Miami te apasionarán. Y aunque no llegamos a pintar de blanco los Testarrosa de Crockett, ofrecemos un servicio de chapa y pintura de máxima calidad. Ven a vernos… y te infiltrarás en la excelencia.

Te puede interesar: