Cómo proteger tu coche estacionado a la intemperie

¿Sabes cómo proteger tu coche si suele dormir al aire libre? Aparcar a cubierto es un factor que alarga la vida útil de cualquier vehículo. Ahora bien, si no tienes esa opción, depende de ti adoptar ciertos hábitos útiles para prolongar su durabilidad. Como sabes, somos un taller de coche en Zaragoza comprometido con tu satisfacción: ¡queremos ayudarte, también, en este aspecto!

Cómo proteger tu coche cuando pernocta a la intemperie

Hay varias actuaciones recomendables para compensar y prevenir el desgaste mayor que no estar protegido por techo y paredes cada noche provoca a tu vehículo. Toma nota, estas son las principales.

Coloca una funda protectora

Es un accesorio práctico y valioso para resguardar el coche de los elementos externos susceptibles de dañarlo. Una buena funda actúa como barrera contra la lluvia, la nieve, el polvo y los rayos del sol, por lo que minimiza los posibles daños en la pintura y la carrocería. Además, lo protege de arañazos y rasguños causados por ramas, rocas u otros objetos que le podrían caer.

Lávalo con frecuencia

Sí o sí, mantener tu coche limpio y reluciente es esencial para protegerlo de los elementos y conservar su apariencia impecable. La suciedad, el polvo y los residuos suelen acumularse en la carrocería y acaban dañando la pintura a largo plazo. Si lo lavas con frecuencia, tardarás más en tener que llevarlo al pintor o el chapista de coche.

El mejor plan de choque es lavarlo regularmente con productos adecuados: detergente suave, esponja no abrasiva, agua a presión, etc. Presta atención también a las llantas y los neumáticos, pues requieren idéntico cuidado y limpieza. ¡Ah!, no olvides secar bien el coche tras el lavado para evitar manchas de agua.

Aplica estos dos consejos técnicos

La batería de un coche estacionado durante largos períodos de tiempo acaba viéndose afectada negativamente. Para asegurar su buen estado y evitar problemas futuros, verifica de forma frecuente su estado.

De igual modo, es importante mover el vehículo con frecuencia. Si lo mantienes inactivo durante demasiado tiempo, su funcionamiento se resiente y acaba renqueando. Moverlo ocasionalmente hace que los líquidos circulen y lubriquen adecuadamente todas las partes del motor, lo que minimiza el riesgo de oxidación o deterioro. Por cierto, ¿sabes que la inmovilidad prolongada termina por deformar los neumáticos?

Acude a un buen taller de chapa y pintura

Los coches que pernoctan a la intemperie necesitan cuidados especiales, más continuados y minuciosos que el resto, así como ciertos tratamientos adicionales. Siempre debes recurrir a un buen taller de chapa y pintura, pero en estos casos es aún más importante. Asegúrate de ponerlo en manos de profesionales capacitados y especializados en reparaciones estéticas y estructurales de vehículos.

En Talleres Garygar, además, disponemos de las instalaciones, las herramientas y los materiales adecuados para realizar cada trabajo con absoluta calidad y resultados impecables.

Al acudir a un taller de coche en Zaragoza de plena confianza, como el nuestro, te aseguras de que cualquier daño causado por el clima u otros factores externos queda reparado de modo eficiente y duradero.

En definitiva, proteger tu coche estacionado al aire libre depende de ti. Aunque no es la mejor situación, si pones cuidado y recurres al mejor taller de chapa y pintura en Zaragoza, su vida útil será tan larga como debería. ¡Te esperamos en Garygar!

Te puede interesar: